lunes, 22 de febrero de 2016

9 remedios caseros orgánicos para el asma


De este tema hay tantas opiniones a favor como en contra que seria imposible llegar a un consenso, por lo que decidí describir los remedios que use y me dieron resultados.
Junto con el tratamiento médico, realmente nunca sabré que curó a mi hijo pero estos tratamientos, aunque a veces difíciles, ayudaron a mejorar la salud y calidad de mi hijo, quien hoy es un profesionista sano y soñador.






Remedios


  1. Hierba en 4 litros de agua un manojo pequeño de romero y eucalipto.
  2. En un lugar cerrado vacíe el agua caliente en una tina, donde pueda meter los pies; el niño debe ya estar sentado frente a la tina, para que cuando vaya cayendo el agua a la tina él este recibiendo el vapor.
  3. Mueva unos 3 minutos el agua hasta bajar un poco el calor.
  4. Introduzca los pies del niño al agua caliente y retírelos hasta que el agua quede tibia.
  5. Luego seque y frote las plantas con Vick Vapo Rub (o cualquier otro ungüento a base de mentol y eucalipto). Es importante no se descalce ni se exponga a cambios bruscos de temperatura.
  • Jarabe de rábano yodado: Es un jarabe natural que sirve de apoyo cuando el niño presenta cuadros de mucha tos o tiene congestionadas las vías respiratorias. Se toma 1 cucharada cafetera cada 8 horas.

  • Coco con piloncillo: 
  1. Consiga un coco de agua con cascara dura (no verde).
  2. Haga un corte en la parte de arriba de unos 5 centímetros de diámetro y retire un poco del agua, para que dentro quede solo la mitad e introduzca trozos de piloncillo artesanal en estado sólido.
  3. Coloque de nuevo la tapa y envuelva todo el coco con una cinta canela para sellarlo de tal forma que no se abra. 
  4. Haga un hoyo en tierra de unos 50 cm de profundidad puede ser en su jardín o algún lugar limpio; entierre el coco ahí y cúbralo con tierra.
  5. Pasado un mes, sáquelo, quite la cinta en la que se envolvió, limpie y retire la tapa. Debe tener un aroma dulce.
  6. Revuelva todo el liquido y consérvelo en el coco y úselo como jarabe para la tos que provoca el asma dos veces al día. Adminístrelo el tiempo que sea necesario.

  • Jarabe de piña con miel: 
  1. Pele una piña y corte toda en trozos pequeños.
  2. Coloque los trozos en un recipiente de vidrio con tapa y dentro machaque con un tenedor o apachurrador.
  3. Vacíe 1/2 litro de miel de abeja natural y 1/4 de litro de agua, mezcle todo y cierre el recipiente. 
  4. Guarde durante 30 días en un lugar oscuro y pasado ese tiempo úselo como jarabe cuando el niño tenga tos, una cucharada 2 veces al día.


  • Zorrillo

Si vives en México, en la Ciudad de México se encuentra el Mercado de Sonora, allí venden carne de zorrillo fresca o seca. En provincia las personas de campo muchas veces los cazan y venden.
  • 1ra opción: Hígado de zorrillo seco y molido, se mezcla con la comida, tres veces por semana

  • 2da opción: 
  1. El resto de la carne de zorrillo se puede consumir frita o en caldo una vez por semana. Al freírla use solo unas gotas de aceite de olivo y guarde la grasa o manteca que desprenda la carne en recipiente de vidrio. 
  2. Por separado consiga y fría manteca o grasa de borrego y de res.
  3. Junte la grasa de  los tres animales en el mismo recipiente, con esto obtendrá una pomada. ¿Cómo utilizarla?: se calienta en baño maría y se aplica en pecho y espalda al niño. Recomendaciones para la aplicación:
  • El niño debe estar recién bañado y usar ropa interior limpia ya que durante los dos días siguientes de la aplicación no se puede bañar ni cambiar de ropa interior.
  • Pasados los dos días, en un lugar cerrado se baña al niño, evitando los próximos 3 días tanto los cambios de temperatura. como el exceso de abrigo.

  • Chaleco de franela roja: Se hacen o mandan hacer chalecos de franela roja, el cual debe llevar siempre el niño directamente sobre su cuerpo por debajo de cualquier otra prenda. Si no consigue roja use cualquier tipo de franela en tiendas de telas. Mi hijo los usó durante 3 años.


Además durante un año también se le aplicaron vacunas hechas de su propia orina, una clínica en el Estado de México.

El asma es una enfermedad que casi siempre comienza en edad temprana, es difícil la lucha más no imposible, así que el esfuerzo que hagamos siempre valdrá la pena, porque son oportunidades de vida para nuestros hijos.

Ademas de estos tratamientos cambiamos de residencia de ciudad a provincia, para intentar ayudar a nuestro hijo, lo cual se logro, ya que solo quedaron muy pocas secuelas, como lo es alergia ligera a algunos medicamentos, plantas y gatos y algo maravilloso es que mi hijo pudo regresar a la ciudad a estudiar su carrera.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario